Credit Suisse releva a dos directivos tras anticipar pérdidas de 4.000 millones por Archegos.

El banco ha decidido retirar el bonus a los altos ejecutivos y ha suspendido su programa de recompra de acciones.

Dos altos ejecutivos de Credit Suisse han abandonado el banco, que ha anunciado pérdidas de 4.700 millones de dólares (4.000 millones de euros) por su relación con Archegos Capital tras la reciente crisis que involucró a Greensill Capital.

Según anunció este martes Credit Suisse, Lara Warner, principal responsable de Riesgos y Cumplimiento del grupo, y Brian Chin, responsable del banco de inversión, abandonarán la entidad. Credit Suisse también reconoció pérdidas, ligeramente superiores a los cálculos anteriores que ascenderían a 4.700 millones de dólares (4.000 millones de euros) por la implosión de Archegos, una oficina familiar dirigida por el ex gestor de hedge funds Bill Hwang. Eso implicaría unas pérdidas correspondientes al primer trimestre de alrededor de 960 millones de dólares (812 millones de euros).

Ante esta situación, Credit Suisse ha suspendido su programa de recompra de acciones de 1.500 millones de francos suizos (1.350 millones de euros) y ha reducido su dividendo un 70%, a 0,10 francos suizos por acción. El grupo también anunció dos investigaciones independientes sobre los acontecimientos que condujeron a las pérdidas de Archegos y Greensill.

A los altos ejecutivos del banco se les han retirado sus bonus anuales, mientras que el presidente saliente, Urs Rohner, renunció a 1,5 millones de francos suizos (1,3 millones de euros) después de enfrentarse a críticas porque su salario total de 4,7 millones de francos suizos (4,2 millones de euros) para el año se había mantenido intacto.

Credit Suisse fue una de las varias entidades que actuó de broker para Hwang.

«Las cuantiosas pérdidas en nuestro negocio de servicios relacionadas con el colapso de un hedge fund que opera en EEUU son inaceptables», declaró Thomas Gottstein, consejero delegado. «Reconozco que estos casos han causado una gran preocupación entre todas las partes interesadas», añadió. 

Las pérdidas de Archegos siguieron a la suspensión el mes pasado de una serie de vehículos de financiación de la cadena de suministro gestionados por Greensill Capital que Credit Suisse ofreció a sus clientes. Credit Suisse ha calculado que sus clientes podrían perder hasta 3.000 millones de dólares (2.550 millones de euros) de esos fondos.

Las crisis de Archegos y Greensill han planteado interrogantes sobre los procesos de gestión de riesgos del banco suizo.

En los últimos año, el banco ha pasado de una crisis a la siguiente. Sólo en el último año, se ha visto implicado en supuestos fraudes en la cadena china de cafeterías Luckin Coffee y la compañía de pagos alemana Wirecard.

A principios de año, se vio obligado a amortizar 450 millones de dólares (380 millones de euros) por su inversión en el hedge fund York Capital.

Warner se incorporó a Credit Suisse en 2002 después de dejar su puesto de analista de Lehman Brothers y se convirtió en directora financiera del banco de inversión antes de asumir las funciones de cumplimiento y gestión de riesgos.

Como parte de la reestructuración que se llevó a cabo el año pasado, Chin fue nombrado director del banco de inversión. Chin había sido anteriormente responsable de mercados globales.


Fuente: Expansión.