El fondo soberano de Singapur invierte 840 millones en Grifols

GIC toma una participación minoritaria en la filial estadounidense Biomat, que gestiona 296 centros de donación de plasma. La multinacional de hemoderivados destinará los fondos a reducir deuda

GIC, el fondo soberano de Singapur, ha invertido 1.000 millones de dólares (840 millones de euros) en Grifols. La multinacional de hemoderivados destinará los fondos a amortizar deuda. A cierre del primer trimestre, el apalancamiento neto de la farmacéutica catalana superaba los 6.200 millones, con un ratio de 5,1 veces ebitda, por su agresiva política de adquisiciones de los últimos meses.

La operación se ha estructurado a través de Biomat, la filial estadounidense que gestiona 296 centros de donación de plasma. Grifols seguirá controlando todos los aspectos relacionados con la gestión de la sociedad y la operativa de los centros. El acuerdo no supondrá tampoco ningún cambio en el suministro del plasma para producir hemoderivados.

«Esta operación apoya el modelo de negocio de Grifols, y nuestra estrategia en la obtención de plasma, junto con una sólida cartera de innovación orientada al tratamiento de enfermedades más allá de las terapias derivadas del plasma», ha asegurado el consejero delegado de Grifols , Víctor Grifols Deu.

La deuda de Grifols se ha disparado en los últimos meses tras la política de adquisiciones de la compañía. En menos de un año, la farmacéutica ha cerrado las compras de los centros de plasma a BPL Kedrion y de la biotecnológica de Gigagen.

El cierre de la operación está sujeta a ciertas condiciones, incluyendo la obtención de autorizaciones regulatorias aplicables, tal como el Comité para el Control de las Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés).


Fuente: Expansión.