Oleada de fichajes en banca privada y gestoras para liderar el ‘boom’ del negocio.

Las principales entidades del sector refuerzan puestos clave de su organigrama para impulsar el negocio y ganar músculo, aprovechando el momento dulce de la inversión profesional.

Los primeros meses de 2021 se han convertido en un inicio de año sin precedentes en cuanto a nuevas contrataciones. El aluvión de dinero que está entrando en fondos de inversión en los últimos meses ha motivado una guerra entre las gestoras y firmas de banca privada por hacerse con los mejores profesionales e impulsar algunas de sus líneas de negocios.

Solo los fondos españoles han atraído prácticamente 9.000 millones de euros durante los últimos cinco meses, coincidiendo con el inicio de los procesos de vacunación contra el Covid a nivel internacional. A esta cifra, habría que sumarle el dinero captado por las grandes gestoras internacionales en España. Todavía no hay datos disponibles de las suscripciones de estas firmas en 2021, pero solo en los tres últimos meses del año pasado captaron cerca de 8.500 millones de euros.

Las previsiones son que el auge inversor podría ir a más. Sobre todo, teniendo en cuenta la apuesta de bancos y gestoras por que los clientes traspasen el ahorro del tradicional depósito a fondos y carteras gestionadas. Esto, junto a las necesidades de escala de los actores más relevantes del sector, está provocando un fuerte crecimiento del negocio.

Este momento dulce que vive el segmento de la inversión profesional en España ha generado una oleada de fichajes por parte de las gestoras y entidades de banca privada.

Las contrataciones directas de la competencia, las salidas de banqueros o gestores muy destacados de algunas firmas consolidadas para dar impulso a otras nuevas y los fichajes de profesionales huérfanos del proceso de fusiones que atraviesa el sector se han multiplicado en los últimos meses.

Son también el resultado de un año de parálisis en movimientos corporativos y nuevas contrataciones. Muchas entidades del sector habían suspendido algunos de sus planes de crecimiento durante el año del Covid (2020) y los están retomando ahora con la vuelta frenética de la actividad.

Uno de los movimientos más sonados de las últimas semanas es el de Deutsche Bank. Se ha propuesto que sea la banca privada uno de los negocios fundamentales de crecimiento en España y ha anunciado la contratación de 25 banqueros de sus principales competidores, entidades de primer nivel como Santander, BBVA, Sabadell, Bankinter o Banca March.

Esta última ha protagonizado otro de los fichajes con más peso y más recientes. March ha contratado a Miguel Matossian, ex responsable de la banca privada de Credit Suisse en España y un histórico del sector, para exportar su negocio de grandes fortunas del banco. La gestora del banco también ha incorporado este año a Carlos Ruiz de Antequera como director de Inversiones, desde Santander AM.

La actividad ligada a gestionar las inversiones de altos patrimonios está viviendo un importante boom en nuestro país, y muchas entidades han optado por impulsar el negocio, y otras, por entrar en él.

Beka Finance es un ejemplo. Espera tener luz verde este mismo mes para su proyecto de banca privada, denominado Beka Values Private Banking, y que está impulsando a golpe de fichajes. Por el momento, ha puesto frente al negocio a José Luis Blázquez, ex-Andbank. Y ultima más contrataciones de nuevos banqueros para lanzar su unidad de banca privada, pero por el momento también ha incorporado al equipo, entre otros, a David Azcona, antiguo consejero delegado de Morabanc AM, como director de Inversiones; José Miguel Fernández, como responsable de Renta Variable y Luis Gómez, como director de Medios. Ambos exbanqueros de Andbank.

Creand Wealth Management, la antigua filial de banca privada de Crèdit Andorrà (Banco Alcalá), ha dado entrada en su capital a la Socimi Torre Rioja con el fin de hacerse un hueco en el sector. El primer paso, ha sido incorporar a Antonio Morales, procedente de UBS España, como director de Clientes Institucionales.

Contratos para crecer

Singular Bank, en pleno proceso de crecimiento, ha fichado a Sergio Redruello, ex mano derecha de Javier Marín durante su etapa como CEO de Santander, como director de Estrategia. No es el único fichaje de Singular en los últimos meses, que está aprovechando esta vía. Además de la de las adquisiciones, para crecer.

Finaccess Value, una nueva agencia de valores impulsada por el inversor mexicano Carlos Fernández, dueño del hólding empresarial Finaccess, ha fichado en Gesconsult a David Ardura, que será el director de Inversiones, y a Pilar Bravo como directora de Desarrollo de Negocio. Ambos llevaban más de una década en Gesconsult.

Otra de las firmas especialmente activa en este inicio de año es Tressis, que anunció hace unas semanas la incorporación de Enrique Cabanas, hasta entonces consejero delegado de Novo Banco Gestión, como director de su red de agentes. La firma de gestión patrimonial aprovechó el revuelo tras la venta de la gestora de Novo Banco a Trea AM a finales del año pasado tras una larga operación, para hacerse con su máximo responsable.

Tressis, que vivió durante 2020 su mejor año a nivel negocio, también ha incorporado a Silvia García-Castaño como directora de Inversiones y Productos, hasta el momento directora de Inversiones de la gestora local de BNP Paribas.

La gestoras bancarias son otras de las grandes protagonistas de nuevos nombramientos. Muchas entidades buscan una solución a la presión que sufren sus márgenes, derivada del actual entorno de tipos de interés negativos y han decidido impulsar el negocio de fondos y carteras de altos patrimonios. Entre los últimos movimientos, Bankinter ha incorporado a Jorge Medina para presidir su gestora, un ex ejecutivo de Deutsche Bank España que sustituye a Alfonso Ferrari, en el cargo desde 2018.

Firmas internacionales

En las filiales de las firmas internacionales, también se está habiendo baile de sillas, en un esfuerzo por darle un impulso a su negocio en la venta de fondos de inversión.

La gestora británica Jupiter Asset Management ha nombrado a Félix de Gregorio nuevo responsable para Iberia. Sustituye en el cargo a Gonzalo Azcoitia, que, a su vez, ha fichado por la gestora francesa La Financière de l’Echiquier como responsable para España y Portugal.

El banco suizo Julius Baer ha nombrado a Sergio de Miguel director general para Iberia, tras la salida a finales de 2020 de Carolina Martínez-Caro; y Lombard Odier ha nombrado a Susana Montaner directora general en España, en sustitución de Prem Thapar.

En Arcano también hay mucho movimiento en la plantilla, aprovechando la actividad de las firmas internacionales. Recientemente ha contratado a Javier Mallo, que desde 2014 había sido responsable para España y Portugal de Legg Mason, para el equipo de Ventas Institucionales. La firma, que quiere crecer en este segmento de cliente, ha fichado además para este área a Lorenzo Parages, ex director comercial de la gestora de March, y a Mercedes Cerero, ex directora de Relación con Inversores en Ábaco.


Fuente: Expansión.